"La mente es cómo un artista, capaz de pintar los mundos. Todo lo percibido surge del mismo funcionamiento de la mente. No hay nada que no surja de ella. Si la gente comprende cómo funciona la mente creando y pintando toda esa clase de mundos, será capaz de percibir a Buda y comprender su verdadera naturaleza."
Avatamsaka Sutra.

PLEGARIA y COMPROMISOS

PLEGARIA Y COMPROMISOS

Estimados Seres Queridos que ya habéis abandonado esta vida,

Vosotros sois nuestros padres, madres, tío, tías, maridos, mujeres, nuestros hermanos y hermanas, nuestros hijos e hijas y habéis muerto durante la guerra. Cuando nuestro país ardía en tantos campos de batallas, vosotros nos abandonasteis de forma trágica, fuisteis obligados a abandonar vuestro precioso cuerpo. Os perdimos estimados seres queridos. Sabemos que luchasteis valerosamente por nuestra nación, sin lamentos hacia vuestro precioso cuerpo, y nos sentimos orgullosos de vosotros. Perdisteis vuestro cuerpo en una situación trágica y esa injusticia no pudo expresarse.
Moristeis lejos, en un denso bosque o en alta mar, o en una celda de una prisión oscura. Quizás fallecisteis bajo las balas o las bombas. Quizás fue debido al hambre o a un agotamiento de toda vuestra fuerza vital lo que os aniquiló. Quizás fuisteis violados y después asesinados sin que nadie pudiera impedirlo. Cuántos de vosotros fuisteis aniquilados en desesperación o en la injusticia y vuestro cadáver perdido para siempre en el fondo del océano o en la jungla dónde nosotros, los que os amamos no pudimos encontraros.
Para ganar nuestra independencia y nuestra libertad, nuestro país tuvo que soportar esta inmensa tragedia e injusticia. Sois vosotros los que lleváis este peso en vuestras espaldas con vuestra muerte.
Nosotros, vuestros parientes cercanos, vuestros conciudadanos, hemos venido aquí, hoy, mientras que otros están delante de un altar elaborado especialmente en su hogar y entre nosotros hay muchos que han sufrido y que sufren todavía de la injusticia. Afortunadamente, la pesadilla de la guerra ha terminado, y hoy nuestro país esta en paz. Tenemos la oportunidad de reconstruir el país y de sanar las últimas heridas. Gracias a los méritos y a las buenas acciones de nuestros ancestros, tenemos la buena fortuna y suerte de reunirnos aquí y ofrecer estas plegarias ante las Tres Joyas.
Con el apoyo del poderoso Dharma, os pedimos que volváis TODOS JUNTOS para reunirnos, para rezar juntos a fin de desatar los nudos del karma pasado y abrir una nueva era, aceptándonos y abrazándonos, conviviendo juntos como hermanos y hermanas en una misma familia.
No haremos ninguna discriminación entre el norte sur, entre mujer y hombre, entre adulto y niño; ni por raza, ni por religión, ni por partido político ni por ideología. Somos todos ciudadanos y ciudadanas, pero a causa de nuestra mala fortuna en tiempos pasados, hemos sido empujados a matarnos entre nosotros, para ganar nuestra independencia y nuestra libertad. Gracias a los méritos de nuestros ancestros, tenemos ahora la oportunidad de volver la mirada los unos a los otros y de reconocernos como hermanos y hermanas de la misma familia. Os prometemos que no olvidaremos nunca esta lección del pasado, grabada en nuestros corazones.
Hacemos el voto de que a partir de hoy no permitiremos mas a que nuestro país este dividido, ni siquiera una sola vez. A partir de hoy, cuando haya dificultades internas, no pediremos a poderes extranjeros que intervengan con armas y ejércitos en nuestro país. A partir de hoy no comenzaremos ninguna nueva guerra en nombre de una ideología. A partir de hoy, no utilizaremos armas extranjeras para matarnos los unos a los otros. A partir de hoy pondremos todas nuestras capacidades para construir una sociedad con una democracia efectiva, capaz de resolver conflictos por métodos no violentos y democráticos. No ejerceremos ninguna violencia contra nuestros conciudadanos y nuestras conciudadanas.

Respetados Antepasados Genéticos, Respetados Antepasados Espirituales, sed testigos de nuestra profunda sinceridad. Hacemos el voto de compromiso ante vosotros. Y sabemos que, debido a que hemos llegado a expresar claramente nuestro compromiso sincero ante vosotros, los nudos de injusticia comienzan a desatarse, y las heridas profundas que cada uno llevamos empiezan a sanar.

Hoy comienza esta gran ceremonia de cantos y plegarias que tiene como fin el deshacer TODAS LAS INJUSTICIAS DE MANERA NO DISCRIMINATIVA sin exclusión alguna. Al mismo tiempo sabemos que alrededor de todo el mundo innumerables Vietnamitas y amigos de Vietnam han creado un altar en su hogar y que rezan también por la reconciliación y la sanación de todos. Tocamos profundamente la tierra delante de vosotros, nuestros antepasados, para pedir la bendición de las Tres Joyas. Pedimos que esta bendición os TRANSPORTE A TODOS, NUESTROS ESTIMADOS SERES QUERIDOS DIFUNTOS, hacia la orilla de la liberación. Que vosotros, estimados seres queridos sintáis la fuerza colectiva del Dharma que os sanará transformando y trascendiendo vuestro sufrimiento y permitiéndoos sentir vuestra liberación.

Nosotros, vuestros descendientes, hacemos el voto de continuar vuestra aspiración. Nos comprometemos a llevaros siempre en nuestro corazón y a construir nuestra hermandad y cultivar el amor mutuo con nuestros conciudadanos y conciudadanas. Recordaremos que los polluelos de una misma gallina crecen juntos sin enemistarse. Esta Visión Profunda, que nos traéis vosotros Antepasados iluminará nuestras vidas, ahora y siempre.


Extracto de la Ceremonia de Réquiem y Reconciliación.
Estas ceremonias en memoria por todos los fallecidos en la Guerra de Vietnam, se celebraron en tres ocasiones, en el norte, centro y sur de Vietnam, durante los meses de Febrero, Marzo y Abril de 2007. Fueron llevadas a cabo por el Venerable Su Ong Thich Nhat Hanh y la Sangha de Plumvillage.