"La mente es cómo un artista, capaz de pintar los mundos. Todo lo percibido surge del mismo funcionamiento de la mente. No hay nada que no surja de ella. Si la gente comprende cómo funciona la mente creando y pintando toda esa clase de mundos, será capaz de percibir a Buda y comprender su verdadera naturaleza."
Avatamsaka Sutra.

CARTA DE AMOR A LA VÍA LÁCTEA


Quiero hablarte de amor
Hay aproximadamente 1 trillón de galaxias
Te quiero hablar de
En la Vía Láctea hay alrededor de 100 billones de estrellas
Te quiero decir
El amor es la respiración del Cosmos

Quiero escribir una carta de amor a la Vía Láctea
Todo es una expresión de la galaxia
Mis 30 trillones de células
Las cuatro nobles verdades
El óctuple sendero
Los cinco preceptos
Los siete centros de energía del cuerpo
Todo es la Vía Láctea,
incluyendo a mí amante
y cada beso
de cada amante que haya
vivido

El profundo cielo
La ubicuidad del espíritu
El ADN de los sueños
Los patrones entrelazados de las constelaciones cósmicas

“Cosmos” y “justicia” son sinónimos de belleza
pero partes de la Vía Láctea no emiten luz
A veces siento que mi corazón es una Zona Cero.

El oscuro sol diluye las sombras
El oscuro sol deja sombras en todo lo que existe
La previsión dice que habrá los cielos borrascosos

Si no hubiera tanto amor no habría tanto dolor
Es como si el amor fuera el sistema nervioso del universo
trayéndonos júbilo y pesar

Heredo la
voz de la Vía Láctea en mis sueños
La galaxia entera se retuerce en una pequeña gota de vino

Tu piel
la textura del cosmos
la religión más allá de la religión
Quiero conocerte como el viento conoce los acantilados
o la lluvia conoce los riachuelos
Hay rayos cayendo continuamente en 100 lugares a la vez
El universo se derrama a través de nuestros sueños
El futuro pertenece a la historia más convincente
Incluso la palabra “amor”
no resulta adecuada para definir
el tejido del
espacio-tiempo.

Si pudiéramos sentir Todo a la vez
como Krishna entrando en la historia con el recuerdo de sus
encarnaciones pasadas
entonces, podría hablarte de amor.


Drew Dellinger, artista de rap, fundador de Poets for Global Justice (Poetas por una Justicia Global)

OFRENDA DE INCIENSO

La fragancia de este incienso
invita a la mente despierta
a estar presente con nosotros aquí y ahora.
La fragancia de este incienso llena nuestra sala de práctica,
protege y vigila nuestra mente
de cualquier pensamiento torpe.
La fragancia de este incienso
nos recoge y nos unifica.
Para todo aquello que existe ofrecemos
preceptos, concentración y comprensión profunda,

Namo Bodhisattvebhyah

Namo Mahasattvebhyah


Extracto del Libro de recitaciones de Plumvillage.


LA MEDITACIÓN ES SANA

Las últimas investigaciones neurocientíficas demuestran que la práctica milenaria orienta el cerebro hacia la felicidad y potencia el sistema inmune.

ANGELA BOTO, El Mundo.
La conocida imagen de Buda sentado bajo un árbol en estado de Iluminación tras un largo periodo de meditación ha pasado de los antiguos centros de culto a los modernos templos de la ciencia; los mas sofisticados laboratorios de investigación neurobiológica. Buda a través de sus discípulos entre los cuales se encuentra nada menos que el actual Dalai Lama ha puesto a disposición de los científicos la corona que representa su séptimo chakra para que éstos escudriñen lo que ocurre en cerebro de los que practican meditación. Gracias a esta peculiar colaboración se ha descubierto que la técnica milenaria no solo es un buen antídoto contra el estrés, sino que modifica la configuración del cerebro de forma permanente de modo que los que la practican dan preferencia en su vida a las emociones positivas y tienen una mayor capacidad de adaptación ante los acontecimientos.
Pero quizás el efecto más impactante de la meditación desde el punto de vista biológico es que potencia el sistema inmune.


La meditación se emplea desde hace más de 3.000 años. Durante mucho tiempo se consideraba una práctica reservada a los budistas, a seguidores de filosofías como el Zen o incluso a personas con un cierto toque esnob. Sin embargo, la lista de adeptos ha ido creciendo en los países occidentales en los últimos años hasta alcanzar una cifra que ronda los 10 millones en EEUU. Estas personas, lejos de tratarse de fieles religiosos, son profesionales de todo tipo agobiados por el estrés. Pacientes a los que sus médicos recetan unas sesiones de exploración interior para mejorar o prevenir el dolor o individuos interesados en profundizar en si mismos y aprender a manejar sus emociones. Los estadounidenses pueden acceder a cursos o sesiones de meditación en los colegios, los hospitales, en instituciones oficiales y prisiones. En España existen centros donde se pueden aprender diferentes técnicas, pero esta todavía lejos de ser considerada una herramienta terapéutica.



El interés de los científicos por la meditación comenzó hace ya algunos años. En las décadas de los 60 y los 70 se había demostrado que el uso de estas técnicas proporcionaba una extraordinaria concentración. Un profesor de medicina de la Universidad de Harvard, Herbert Benson, a través de sus investigaciones llego a la conclusión de que la práctica milenaria contrarresta los mecanismos cerebrales asociados al estrés.
Sin embargo, el verdadero salto, y sobre todo su divulgación masiva, han llegado de la mano de una colaboración muy peculiar. El decimocuarto Dalai Lama, Tenzin Gyatso, ha puesto a disposición de los neurocientíficos occidentales su cerebro y el de sus monjes. De este modo, los religiosos se han visto con el cráneo repleto de electrodos de los sensibles instrumentos de que se dispone en la actualidad para fotografiar lo que ocurre en sus redes neuronales cuando practican meditación.



En esta aventura se embarcaron eminentes investigadores de numerosas instituciones. Uno de los más activos en los últimos años ha sido Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, en EEUU. Sus trabajos no solo se han hecho famosos por contar con un Nobel de la Paz como sujeto de experimentación, sino porque los resultados aportan datos interesantes y sorprendentes sobre la práctica milenaria. “Nuestros resultados indican que la meditación tiene efectos biológicos. Produce cambios en el cerebro asociados a emociones mas positivas y mejoras en la función inmune”.
Daniel Goleman, autor de numerosos libros sobre inteligencia emocional y de Emociones destructivas fruto del encuentro del Dalai Lama con los científicos, explicó a este suplemento que “lo importante es que la meditación cambia la base de las emociones” y añadió que los resultados de los experimentos “tienen importantes implicaciones para la gente a la hora de valorar sus beneficios”.



Los estudios neuronales demuestran un incremento de actividad en el lóbulo frontal izquierdo, que es la residencia de las emociones positivas. Al mismo tiempo se reduce el funcionamiento de la región derecha. Probablemente se preguntarán en qué cambia esta realidad cerebral la vida diaria, pues bien, los neurocientíficos han observado que las personas que emplean mas la zona izquierda tardan menos tiempo en eliminar emociones negativas y la tensión que pueden provocar, por ejemplo un atasco o una discusión con el jefe. Este desequilibrio entre los hemisferios conlleva también una reducción del miedo y la cólera.
Las investigaciones en los monjes budistas con años de experiencia en la meditación indican que éstos tienen una actividad significativamente mayor en el lóbulo izquierdo que las personas que no practican esta técnica. La duda que se planteaba en los estudios con monjes fue si sus cerebros ya eran de partida diferentes y por ello, los hallazgos resultaban tan llamativos. Para resolver el dilema, Davidson y su equipo decidieron investigar con personas de la calle sin experiencia alguna en las técnicas de meditación.



Los resultados confirmaron que no es necesario ser un consumado meditador para disfrutar de sus beneficios y que el cerebro de los monjes no era la causa de las observaciones. Los individuos que practicaban regularmente habían desarrollado, al igual que los religiosos, mayor actividad en el lado izquierdo del lóbulo frontal. Sin embargo, las excelencias de la meditación no se quedaron ahí porque los científicos comprobaron también en este grupo de voluntarios que el sistema inmune de aquellos que se habían entregado a la exploración interior era más potente que el de sus compañeros.
Las posibilidades de la meditación están todavía por explorar. Davidson y su equipo tienen en marcha un trabajo con pacientes depresivos “del que aún no tenemos resultados”. Sin embargo, John Teasdale de la Unidad de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Cambridge (Reino Unido) ya dispone de datos. Este investigador ha encontrado que la combinación de meditación introspectiva con terapia cognitiva reduce a la mitad las recaídas de los pacientes depresivos crónicos.



En el Centro Clínico Essen-Mitte en Alemania, los médicos han empleado durante cinco años un programa de meditación introspectiva antiestrés diseñado por Jon Kabat-Zinn, un investigador de la Universidad de Massachussets y autor de numerosos libros sobre este tema, en casi 3000 pacientes con patologías entre las que se incluye en cáncer. La experiencia no se planteo como un ensayo clínico, de modo que no existen datos objetivos de los resultados, pero los facultativos observaron que la mayoría de los individuos experimentaba mejorías significativas en su enfermedad.



Hasta aquí algunos de los potenciales usos terapéuticos o preventivos de la meditación. Sin embargo, tanto el planteamiento budista como el de otras tendencias orientales en las que se emplea regularmente esta práctica, va más allá. Su uso está asociado a un cambio de percepción de la realidad y a estimular los procesos de conciencia, algo que también interesa extraordinariamente a los científicos y que Goleman define como “conocimiento” de la existencia.



Uno de los personajes que parece aprovechar este aspecto de la meditación para sus creaciones es David Lynch; el famoso director de la serie Twin Peaks o de películas como Terciopelo azul confiesa que consagra 90 minutos diarios a meditar desde 1973 y según recoge la revista Time añade: “Consigo más ideas en niveles de conciencia más y más profundos y además, tienen más claridad y poder”. Lo que parece evidente es que este tipo de investigaciones se encuadren de lleno en la tendencia actual de lo que se denomina medicina integral o en un contexto más amplio, el estudio de la interacción mente-cuerpo. Después de siglos de divorcio entre estos dos aspectos que describen al ser humano, “los nuevos datos que proporcionan las neurociencias están derribando el dualismo cartesiano”, afirma Goleman. “El cerebro junta las emociones y los pensamientos. Los mismos circuitos que nos permiten pensar, nos permiten sentir”, añade. Aunque explica que “el Dalai Lama insiste en que los científicos pueden saber todo sobre el cerebro pero algunos niveles de conciencia no están limitados a este órgano”. Quizá en las próximas décadas la neurociencia tendrá que traspasar los límites del cráneo.

La mística de la red neuronal

Los cambios cerebrales que produce la práctica habitual de la meditación tienen algunos puntos en común con los que se observan en el estado de iluminación o éxtasis místico. Lo cual no es extraño puesto que una de las vías para alcanzar el más alto nivel de abstracción es la meditación, como fue el caso de Buda, pero no es ni mucho menos el único. En Oriente y en Occidente. Desde las tribus africanas con sus danzas hasta Santa Teresa de Jesús entregada a la oración, pasando por el ascetismo de los yoguis y por los chamanes indios bajo los efectos del peyote, todos buscan alcanzar el éxtasis y con él entrar en contacto con su dimensión espiritual. En su libro La Conexión divina, Francisco J.Rubia, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, repasa todas las investigaciones realizadas al abrigo de una nueva disciplina denominada neuroteología, cuyo objetivo es desvelar los mecanismos neurobiológicos de las experiencias místicas. “La conexión divina se encuentra en ciertas áreas del lóbulo temporal”, afirma Rubia. Al igual que ocurre con la meditación, esta región está desactivada en el momento del éxtasis. La consecuencia es la pérdida del sentido de unicidad y el sentimiento de unión con el resto del universo. Además, la estimulación del lóbulo temporal deja vía libre al mundo de las emociones y de la sensorialidad. Al mismo tiempo, se desconectan todos los circuitos cerebrales situados en los lóbulos parietales que limitan y clasifican todo lo que viene del exterior. Así, el individuo entra en un estado en el que percibe con extraordinaria intensidad y riqueza todo lo que le rodea. Se pierde el sentido del espacio y del tiempo y es frecuente que se visualicen imágenes extraordinariamente luminosas. Comparada con la meditación, “la iluminación es un salto cualitativo”, asegura Rubia y añade que se ha visto que la cualidad del éxtasis es un cambio de comportamiento inmediato en la persona que lo experimenta. “Se vuelve mas compasiva”, añade. Curiosamente esta es una de las cualidades que destacan Davidson y Goleman de los budistas con los que han trabajado.



En principio cualquier persona tiene la capacidad de vivir este tipo de experiencias espirituales profundas. Sin embargo, tal como señala Rubia, parece que la gran importancia que se ha dado fundamentalmente en Occidente al pensamiento racional y analítico ha adormecido los centros neuronales que sirven de enlace con esa otra realidad. Otras culturas por el contrario, han dado un gran valor a esta capacidad y la han cultivado.


Artículo extraído del suplementodominical de EL MUNDO. Escrito por Angela Boto.


Foto de: www.flickr.com/photos/dharmasphere/sets/

DESACTIVADME


Si yo fuera una bomba

a punto de explotar,
si me hubiera convertido
en un peligro para vuestra vida,
deberíais cuidarme.
Pensáis que podéis apartaros de mí,
pero ¿cómo?
Estoy aquí, en medio de vosotros.
(No me podéis eliminar de vuestra vida.)
Puedo explotar
en cualquier momento.
Necesito vuestro cuidado
y necesito vuestro tiempo.
Necesito que me desactivéis.
Sois responsables de mí,
porque habéis hecho el voto
-y yo lo escuché- de amar y de cuidar.

Sé que para cuidarme

necesitáis mucha paciencia, mucha sangre fría.
Me doy cuenta de que en vosotros
también hay una bomba que desactivar.
¿Por qué no ayudarnos, entonces, mutuamente?

Necesito que me escuchéis.

Nadie me ha escuchado.
Nadie entiende mi sufrimiento,
ni siquiera los que dicen que me quieren.
El dolor que hay dentro de mí
me está ahogando.
Es la dinamita
que da sustancia a la bomba.
No hay nadie más que me escuche.
Por eso os necesito,
pero parece que os apartáis de mí.
Queréis huir y poneros a salvo,
en una especie de seguridad que no existe.
Yo no he creado mi propia bomba.
Sois vosotros.
Es la sociedad.
Es la familia.
Es la escuela.
Es la tradición.
Por favor, no me culpéis por ella.
Venid a ayudarme;
si no me ayudáis explotaré.
No es una amenaza;
es sólo una petición de ayuda.
Yo también os ayudarécuando os pase a vosotros.

Thich Nhat Hanh.


Extracto del Libro:
Llamadme por mis Verdaderos Nombres. Editorial La Llave

Fotos: 

Niño palestino empuñando un fusil de asalto.
Niña israelí escribiendo "dedicatorias" en bombas que más tarde fueron lanzadas en territorio libanés en el 2006.

QUE HAYA PAZ ENTRE TODOS LOS PUEBLOS Y SERES QUE HABITAN ESTE PLANETA.
QUE PODAMOS SANAR TODA INCOMPRENSIÓN Y DESTRUCCIÓN MUTUA.
QUE PODAMOS ABRAZARNOS COMO HERMANOS Y HERMANAS.
QUE ASÍ SEA.

SOMOS LUZ

soy luz
eres luz
es luz
somos luz
sois luz
son luz

a pesar de todo lo que me impide parar y respirar
a pesar de todo lo que me impide parar y contemplar
a pesar de todo lo que me impide parar y dar las gracias
a pesar de todo lo que me encoje el corazón
a pesar de todo lo que me encoje los hombros
a pesar de todo lo que hace que me aisle del mundo
a pesar de toda mi ira
a pesar de toda mi codicia
a pesar de todas mis insatisfacciones
a pesar de todas mis neurosis
a pesar de todo lo que me hace creer que no soy luz
a pesar de todo esto, es imposible escapar a la verdadera y radiante realidad humana:

continúo siendo luz
continúas siendo luz
continúa siendo luz
continuamos siendo luz
continuáis siendo luz
continúan siendo luz


Ernesto Martínez

PLEGARIA y COMPROMISOS

PLEGARIA Y COMPROMISOS

Estimados Seres Queridos que ya habéis abandonado esta vida,

Vosotros sois nuestros padres, madres, tío, tías, maridos, mujeres, nuestros hermanos y hermanas, nuestros hijos e hijas y habéis muerto durante la guerra. Cuando nuestro país ardía en tantos campos de batallas, vosotros nos abandonasteis de forma trágica, fuisteis obligados a abandonar vuestro precioso cuerpo. Os perdimos estimados seres queridos. Sabemos que luchasteis valerosamente por nuestra nación, sin lamentos hacia vuestro precioso cuerpo, y nos sentimos orgullosos de vosotros. Perdisteis vuestro cuerpo en una situación trágica y esa injusticia no pudo expresarse.
Moristeis lejos, en un denso bosque o en alta mar, o en una celda de una prisión oscura. Quizás fallecisteis bajo las balas o las bombas. Quizás fue debido al hambre o a un agotamiento de toda vuestra fuerza vital lo que os aniquiló. Quizás fuisteis violados y después asesinados sin que nadie pudiera impedirlo. Cuántos de vosotros fuisteis aniquilados en desesperación o en la injusticia y vuestro cadáver perdido para siempre en el fondo del océano o en la jungla dónde nosotros, los que os amamos no pudimos encontraros.
Para ganar nuestra independencia y nuestra libertad, nuestro país tuvo que soportar esta inmensa tragedia e injusticia. Sois vosotros los que lleváis este peso en vuestras espaldas con vuestra muerte.
Nosotros, vuestros parientes cercanos, vuestros conciudadanos, hemos venido aquí, hoy, mientras que otros están delante de un altar elaborado especialmente en su hogar y entre nosotros hay muchos que han sufrido y que sufren todavía de la injusticia. Afortunadamente, la pesadilla de la guerra ha terminado, y hoy nuestro país esta en paz. Tenemos la oportunidad de reconstruir el país y de sanar las últimas heridas. Gracias a los méritos y a las buenas acciones de nuestros ancestros, tenemos la buena fortuna y suerte de reunirnos aquí y ofrecer estas plegarias ante las Tres Joyas.
Con el apoyo del poderoso Dharma, os pedimos que volváis TODOS JUNTOS para reunirnos, para rezar juntos a fin de desatar los nudos del karma pasado y abrir una nueva era, aceptándonos y abrazándonos, conviviendo juntos como hermanos y hermanas en una misma familia.
No haremos ninguna discriminación entre el norte sur, entre mujer y hombre, entre adulto y niño; ni por raza, ni por religión, ni por partido político ni por ideología. Somos todos ciudadanos y ciudadanas, pero a causa de nuestra mala fortuna en tiempos pasados, hemos sido empujados a matarnos entre nosotros, para ganar nuestra independencia y nuestra libertad. Gracias a los méritos de nuestros ancestros, tenemos ahora la oportunidad de volver la mirada los unos a los otros y de reconocernos como hermanos y hermanas de la misma familia. Os prometemos que no olvidaremos nunca esta lección del pasado, grabada en nuestros corazones.
Hacemos el voto de que a partir de hoy no permitiremos mas a que nuestro país este dividido, ni siquiera una sola vez. A partir de hoy, cuando haya dificultades internas, no pediremos a poderes extranjeros que intervengan con armas y ejércitos en nuestro país. A partir de hoy no comenzaremos ninguna nueva guerra en nombre de una ideología. A partir de hoy, no utilizaremos armas extranjeras para matarnos los unos a los otros. A partir de hoy pondremos todas nuestras capacidades para construir una sociedad con una democracia efectiva, capaz de resolver conflictos por métodos no violentos y democráticos. No ejerceremos ninguna violencia contra nuestros conciudadanos y nuestras conciudadanas.

Respetados Antepasados Genéticos, Respetados Antepasados Espirituales, sed testigos de nuestra profunda sinceridad. Hacemos el voto de compromiso ante vosotros. Y sabemos que, debido a que hemos llegado a expresar claramente nuestro compromiso sincero ante vosotros, los nudos de injusticia comienzan a desatarse, y las heridas profundas que cada uno llevamos empiezan a sanar.

Hoy comienza esta gran ceremonia de cantos y plegarias que tiene como fin el deshacer TODAS LAS INJUSTICIAS DE MANERA NO DISCRIMINATIVA sin exclusión alguna. Al mismo tiempo sabemos que alrededor de todo el mundo innumerables Vietnamitas y amigos de Vietnam han creado un altar en su hogar y que rezan también por la reconciliación y la sanación de todos. Tocamos profundamente la tierra delante de vosotros, nuestros antepasados, para pedir la bendición de las Tres Joyas. Pedimos que esta bendición os TRANSPORTE A TODOS, NUESTROS ESTIMADOS SERES QUERIDOS DIFUNTOS, hacia la orilla de la liberación. Que vosotros, estimados seres queridos sintáis la fuerza colectiva del Dharma que os sanará transformando y trascendiendo vuestro sufrimiento y permitiéndoos sentir vuestra liberación.

Nosotros, vuestros descendientes, hacemos el voto de continuar vuestra aspiración. Nos comprometemos a llevaros siempre en nuestro corazón y a construir nuestra hermandad y cultivar el amor mutuo con nuestros conciudadanos y conciudadanas. Recordaremos que los polluelos de una misma gallina crecen juntos sin enemistarse. Esta Visión Profunda, que nos traéis vosotros Antepasados iluminará nuestras vidas, ahora y siempre.


Extracto de la Ceremonia de Réquiem y Reconciliación.
Estas ceremonias en memoria por todos los fallecidos en la Guerra de Vietnam, se celebraron en tres ocasiones, en el norte, centro y sur de Vietnam, durante los meses de Febrero, Marzo y Abril de 2007. Fueron llevadas a cabo por el Venerable Su Ong Thich Nhat Hanh y la Sangha de Plumvillage.

DOS POEMAS ZEN

El verdadero Camino, la esencia del Camino, no es difícil,
pero no debemos odiar o dejar de amar.

Si no odiamos y no dejamos de amar, el Camino aparece claramente, como la entrada de una cueva en la ladera de la montaña.

Si se crea una diferencia del grosor de un átomo, ya es una distancia infinita que separa el cielo de la tierra.

Para despertar aquí y ahora, hemos de liberarnos de lo verdadero y de lo falso.

Cuando lo verdadero y lo falso combaten, el espíritu esta enfermo.

Si desconocemos la profundidad del origen, la conciencia se agota.

El verdadero Camino es como el cosmos infinito, nada le falta y nada le es superfluo

Si dependemos de la ganancia o de la pérdida no somos libres.

No corramos tras los fenómenos, no nos entretengamos sobre el vacío.

Si nuestro espíritu se mantiene tranquilo, en calma, en su condición original, se desvanece naturalmente, espontáneamente, como en el sueño.


Shin Jin Mei. Maestro Sozan. Año 606 D.C.




No tengo padres, hago de los cielos y de la tierra mis padres.

No tengo hogar, hago de mi consciencia mi hogar.

No tengo vida ni muerte, hago de las corrientes de mi aliento mi vida y mi muerte.

No tengo fuerza divina, hago de la honestidad mi fuerza divina.

No tengo medios, hago de la comprensión mis medios.

No tengo secretos mágicos, hago de mi carácter mi secreto mágico.

No tengo cuerpo, hago de la resistencia mi cuerpo.

No tengo ojos, hago del destello del relámpago mis ojos.

No tengo oídos, hago de la sensibilidad mis oídos.

No tengo miembros, hago de la presteza mis miembros.

No tengo estrategia, hago de “lo no oscurecido por las ideas” mi estrategia.

No tengo planes, hago de la “captura de la oportunidad” mi plan.

No tengo milagros, hago de la acción rápida mis milagros.

No tengo principios, hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.

No tengo tácticas, hago del vacío y de la plenitud mis tácticas.

No tengo talentos, hago del ingenio presto mi talento.

No tengo amigos, hago de mi mente mi amiga.

No tengo enemigo, hago al descuido mi enemigo.

No tengo armadura, hago de la benevolencia y de la rectitud mi armadura.

No tengo castillo, hago de mi mente inmutable mi castillo.

No tengo espada, hago de la ausencia del yo mi espada

Samurai Anónimo S.XVI

MENSAJE DE LAS GENERACIONES FUTURAS

CARTA DE LA EMBAJADA DE LAS GENERACIONES FUTURAS

Nueva Dheli, 14 Abril del 2267
Queridos Antepasados, os saludamos cordialmente en agradecimiento y os damos nuestro reconocimiento y nuestra humilde gratitud por vuestras vidas y por vuestras acciones, sin las que nosotros no existiríamos. Nos inclinamos ante vosotros, nuestros queridos abuelos lejanos.
Aunque de hecho no os conocemos, sabemos que en el momento en el que escucháis esto estamos dentro de vosotros, en vuestros genes y en vuestros cuerpos, pero también en vuestras emociones, en vuestros pensamientos y en vuestros sueños.
Sabemos que en este momento, el 19 de Diciembre de 2007, nuestro precioso planeta esta experimentando una crisis global y está amenazado en todos sus niveles y ordenes de vida.
La biosfera, la red de la Vida que nos funda y nos sustenta, que nos alimenta y nos proporciona oxigeno, está en grave peligro a consecuencia de la enorme cantidad de desechos tóxicos acumulados que dejaron las tres generaciones anteriores a la vuestra, añadiendo además, segundo a segundo, los desechos que vuestra propia generación esta vertiendo en la actualidad. Las basuras que envenenan y destruyen la vida se dispersan y acumulan alrededor de la superficie de nuestro planeta en forma de gases, líquidos, residuos radioactivos, cenizas tóxicas y cultivos modificados genéticamente que contaminan otras especies y ecosistemas, sólo por nombrar algunos. La capacidad de autoregeneración de los sistemas vivos planetarios está en grave peligro.
Los seres humanos de este momento histórico, hermanos y hermanas, seguís enfrentándoos y destruyéndoos mutuamente, a pequeña escala, con vuestro lenguaje, vuestra comunicación y con vuestras formas de relacionaros, y también a gran escala, mediante fuerzas militares, gubernamentales o privadas y el empleo de armas de destrucción masiva. Vuestro potencial armamentístico nuclear, que afortunadamente todavía no habéis utilizado, podría destruir la vida en la Tierra hasta 8 veces.
El desprecio por la vida humana y la vida no humana alcanza niveles aterradores: el comercio de armas, la tortura, la desaparición acelerada de los ecosistemas y la biodiversidad, la destrucción del clima planetario, las granjas industriales de cría intensiva de animales para consumo humano, la vivisección, la sobre-explotación de las tierras fértiles mediante la agricultura químico-intensiva, de nuevo sólo son algunos ejemplos de éste desprecio.
Las desigualdades en las sociedades humanas son espeluznantes, existen naciones inmensas, como la vuestra, llenas de gente acomodada, que todos los días recibe estímulos publicitarios para manipular su sentido de lo que verdaderamente es necesario para vivir, siendo empujados a consumir sin ningún tipo de freno y sosteniendo así un sistema económico suicida que sólo aporta ganancias económicas desmesuradas a unos pocos.
Esta seductora religión del consumismo nos resulta verdaderamente aterradora, porque los productos que se comercializan y que vosotros compráis, llevan una huella de violencia ecológica y humana impresa en ellos, aunque resulta invisible para muchos de vosotros. Estos productos que consumen los países ricos y son parte de los estilos de vida de sus acomodadas poblaciones son manufacturados en naciones lejanas, más inmensas que las ricas si cabe y llenas de seres humanos esclavizados, que malviven para trabajar, muchas veces hasta 16 horas diarias.
Sabemos que vivir en este momento histórico no es fácil para vosotros, pero también sabemos que muchos de vosotros: seres humanos del pasado, estáis tomando parte en una profunda revolución y cambio que ya se ha iniciado, y que busca salir de esta espiral de destrucción. Sabemos, por las historias que nos cuentan nuestros abuelos y bisabuelos, que no fue nada fácil para vosotros enfrentaros a tanta destrucción, y que para ello tuvisteis que sacar una enorme fuerza de sabiduría, de paz y de solidaridad. Sabemos que fue difícil ver una salida a este sistema suicida de la sociedad de crecimiento industrial, y que fue necesario emprender un arduo camino para conseguir un cambio de rumbo radical.
Sabemos , por lo que nos cuentan, que hubo un gran colapso en los sistemas vivos, climáticos, y socioeconómicos, y sabemos que a raíz de esto se produjo un enorme caos humano cuando se derrumbaron las estructuras económicas, políticas y culturales de vuestra civilización. Sabemos que en algunas regiones la destrucción llego a límites y horrores incalculables.
Pero también nuestros abuelos nos cuentan, que muchos de vosotros en muchos lugares y regiones a lo largo de toda la Tierra, os unisteis y os ayudasteis mutuamente en esos momentos tan duros. Fue un esfuerzo de idear y crear juntos, recuperando y dignificando antiguas formas de organizarse, redescubriendo antiguas formas de trabajar la tierra, nuevas formas de producir energía, nuevas formas de compartir e intercambiar bienes, y con ello fue posible un nuevo renacimiento y una nueva cultura que supo hacer las paces con la vida del planeta y entre los seres humanos mediante nuevos valores basados en la suficiencia, en la cooperación y en el reparto y no en la abundancia, ni la desigualdad, ni en la acumulación, ni el dominio.
Este cambio significó una nueva alfabetización que reconoció nuestra identidad animal, terrestre y solar. Aprendiendo a convivir con el resto de la hermandad viva, donde la diversidad, la paz y la comprensión superó a la homogeneización, la envidia y el odio.
Gracias a vosotras y a vosotros un futuro y un maravilloso presente como el nuestro ha sido posible.
El propósito de esta carta no es otro que el expresar nuestra enorme y humilde gratitud por la conexión profunda que tenemos con vosotros. Nosotros, las generaciones futuras, somos parte de vuestra continuación, y celebramos con respeto y gran amor que nos hayáis dado la vida.
Pero escuchad bien por favor... Si no lo habéis hecho ya, es importante que os pongáis en marcha, es importante que reconectéis con lo sagrado y con el maravilloso misterio que significa nuestra existencia aquí en la Tierra, es importante que reconectéis con vuestra naturaleza más fundamental y profunda.
Los seres humanos somos como pequeñas e interdependientes neuronas en el cuerpo vivo de nuestro planeta Tierra. Lo que hace que las neuronas estén vivas y sanas en un tejido neuronal es la capacidad que tienen de conectarse unas con otras, es esa conexión y comunión participativa lo que las mantiene vivas y les da una razón de ser.
Los seres humanos, como las células neuronales, necesitamos estar conectados con otros seres humanos, y con otros seres no humanos; respetándonos mutuamente, comunicando emociones y pensamientos, trabajando juntos en proyectos, respirando juntos, riendo juntos.

Si nos aislamos, encontramos la muerte a la vuelta de la esquina. Quizás nuestro cuerpo sigue vivo, pero nuestro corazón se ha congelado por que hemos sido incapaces de conectaros con la realidad.
La realidad del mundo en el que vivís es a menudo dura y dolorosa, lo sabemos; la destrucción y la degradación que veis a vuestro alrededor, en ocasiones os sobrepasa y os sentís impotentes, y por eso el aislamiento y el olvido es una tentación. Y si caéis en esta tentación entonces todo parece daros igual, y es por esto que buscáis distracciones con placeres momentáneos y superficiales, pero que apenas pueden tapar esa desesperación y desesperanza. Sabemos que tenéis miedo. Tenéis miedo porque pensáis que la visión de todas las injusticias y de todo el dolor de nuestro mundo os podría romper el corazón.
Pero, os diré algo, tenéis que saber que nuestro corazón humano no es algo que pueda romperse en pedazos, y aunque así fuera, alguien dijo una vez que un corazón roto puede abrazar la inmensidad del Cosmos. Porque un corazón roto es un corazón que se ha expandido para abarcar lo inabarcable.
Ahora más que nunca debéis ser fuertes y sabios, no dejéis que la tristeza, el miedo o la desesperación os cieguen y os impidan ver las semillas positivas que existen en el corazón de cada humano y en el corazón colectivo de la humanidad. Sabemos muy bien que el odio nunca cesa con el odio, esta es una ley universal. Sólo a través de la comprensión y el amor lograréis cambiar el mundo. No esperéis. Es urgente que os pongáis en marcha cuanto antes.

Un cordial abrazo.

Casiopea Martínez Pastor
Embajadora de las Generaciones Futuras.





RILKE



VIVO mi vida en círculos crecientes,
que encima de las cosas se dibujan.
El último quizá no lo complete
pero quiero intentarlo

Giro en torno de Dios, de la torre antiquísima,
durante miles de años voy girando.
Todavía no sé: ¿soy halcón, soy tormenta,
o bien soy un gran cántico?

(…)
AMO de mi existencia las horas tenebrosas
en que profundizan mis sentidos;
en ellas he hallado, como en cartas antiguas,
mi vida cotidiana ya vivida,
lejana y superada, como vieja leyenda.

En ellas he aprendido que una segunda vida
inmensa, intemporal, de amplios espacios tengo.
Y a veces soy cual árbol maduro y susurrante,
que alguna vez sobre una tumba cumple
el raro sueño aquel, que el antiguo muchacho,
en torno al cual se empujan sus calidas raíces,
perdió en tristezas y canciones.


Extracto de El libro de las Horas de Rainer Maria Rilke
(Ediciones Hiperión)

EL VIEJO MENDICANTE

EL VIEJO MENDICANTE

Como roca, gas, bruma, Espiritu,
como mesones que viajan entre las galaxias
a la velocidad de la luz,
has llegado aquí,
mi bien amado.
Tus ojos azules resplandecen,
tan hermosos, tan profundos.
Has tomado el camino que trazaste
desde lo que no tiene principio ni fin.
Cuentas que hasta llegar aquí
has atravesado millones de nacimientos y muertes.
Innumerables veces has sido transformado
en tormentas de fuego en el cosmos.
Has utilizado tu cuerpo para contar la edad de montañas y ríos.
Ye has manifestado como árboles, hierba, mariposas, seres
unicelulares y como crisantemos.
Pero los ojos con los que me moras esta mañana
me dicen que nunca has muerto.
Tu sonrisa me invita al juego
cuyo comienzo nadie conoce,
el juego del escondite.

Oruga verde, estas sólo utilizando tu cuerpo solemnemente para
medir la longitud de la rama de rosal que creció el verano pasado.
Todos dicen que tú, mi bienamado, acabas de nacer esta primavera.
Dime, ¿cuánto tiempo has estado por aquí?
¿Por qué haber esperado hasta este momento para revelarte ante mí con esa sonrisa tan silenciosa y profunda?
Escucha oruga: soles, lunas y estrellas se escapan cada vez que espiro.
¿Quién sabe que lo infinitamente grande debe encontrarse en tu minúsculo cuerpo?
En cada célula de tu cuerpo, se han establecido miles de campos de Buda. En cada estirarse de tu cuerpo, mides el tiempo desde lo que no tiene comienzo ni fin.
El gran mendicante de antaño sigue en el Pico del Buitre, contemplando el ocaso incesantemente espléndido.
Gautama, ¡Qué extraño!
¿Quién ha dicho que la flor Udumbara se abre solo cada 3000 años?
El rumor de la marea creciente…
es imposible no oírla si se tiene el oído atento.

Thich Nhat Hanh
Llamádme por mis verdaderos nombres. Editorial La Llave.