"La mente es cómo un artista, capaz de pintar los mundos. Todo lo percibido surge del mismo funcionamiento de la mente. No hay nada que no surja de ella. Si la gente comprende cómo funciona la mente creando y pintando toda esa clase de mundos, será capaz de percibir a Buda y comprender su verdadera naturaleza."
Avatamsaka Sutra.

EN MEMORIA DE FRAN MACY

Fran Macy, el esposo de Joanna Macy, una de mis queridas maestras, ha dejado de existir en este precioso Planeta. Nos ha enseñado muchas cosas a través de sus reflexiones, su activismo pero sobretodo a través de su forma de escuchar, a través de su presencia, sólida y acogedora. Una presencia masculina capaz de emocionarse y compartir desde el corazón, sin estereotipos ni prejuicios. Tuve la suerte de conocerlo el pasado año en Westwind, en un taller intensivo de 30 días, un ciclo lunar en el que en ciertas ocasiones pudimos escucharle. junto a Joanna, y también ser escuchados. Ambos hicieron un esfuerzo por ser de nuestros mentores durante una hora a todos los que quisiéramos. Fran no me dió grandes consejos, no me dio fórmulas mágicas, más bien me abrió puertas y me enseñó a VER las posibilidades de las que dispongo, y sobretodo y lo más importante me ofreció su presencia y su escucha completa durante esos minutos.
El mundo te echará de menos Fran.


Que estés bien, allá dónde estés.

DOMINGO SOLEADO

Querido Ernesto,

Te tengo un poco desatendido, estás atravesando una etapa un poco difícil, un invierno de motivaciones y esperanzas.
Recuerda que tienes una suerte infinita, hoy te has reunido con la Sangha de Valencia, tu pequeña gran familia espiritual que intenta caminar contigo hacia una vida más consciente, más sencilla, más conectada, más en paz.
Habéis estado en silencio, sólo sentados, respirando, estando, siendo. Habéis leído sobre la paz, sobre el mundo, sobre bombas y cómo desactivarlas, habéis hablado sobre la esperanza que os visita cuando la invocamos, sobre el presente y sobre lo que esta cambiando.
Habéis hecho pan, y también caminado silenciosamente entre pinos, acompañados de musgo, de corteza reseca, de piñas roídas por las hermanas ardillas... también acompañados de "porqueriitas", trocitos de plásticos, de papelitos de chicles, de restos de obra.
Basura que otros han dejado en este lugar por prisa, porque todavía no habrán aprendido a amarlo lo suficiente. Ojalá lo hagamos pronto. Ojalá aprendamos a amarlo todo cada vez mejor.
Amar y respetar, estando y siendo, con nuestra presencia, amando sin hacer nada.
Vosotros humanos tenéis que amar de verdad y con ganas para desactivar las bombas, y todo el arsenal que lleváis dentro y que lanzáis hacia otros o a vosotros mismos y que implosiona en vuestro interior y destruye poco a poco vuestra luz.

Ernesto, el código de desactivación es muy fácil, no tienes que buscar más códigos, no tienes por qué seguir coleccionando decenas de códigos de desactivación. Con uno es suficiente. Sólo tienes que utilizarlo y marcarlo con determinación y claridad, todos los días, en cualquier instante que haya una amenaza de explosion.

Para, respira, sienta, abraza, sonríe.


Tu plena consciencia.

UN AÑO MÁS CRECIENDO

Es una gran suerte tener gente así por la facultad.

Este es un email de mi profesor de psicología evolutiva.

"Reanudamos la marcha habitual del curso en este nuevo año que se nos concede para seguir aprovechándolo en lo más importante que podemos hacer, crecer como personas a través de los proyectos vitales de cada uno.

Incluso en un año de "crisis", los desafíos que se nos presenten como sociedad pueden ser ocasión de clarificación y establecimiento de las verdaderas prioridades y metas, también para cada uno de nosotros. No hay nada a lo que debamos resignarnos, porque están en nuestras manos infinitas posibilidades. Como afirma Nicole Kidman en la película "Australia", "el que las cosas sean así no significan que deban ser así". Deseo también que el entorno de la facultad sirva de apoyo y estímulo para ese crecimiento. Os animo y me animo a ello. "