"La mente es cómo un artista, capaz de pintar los mundos. Todo lo percibido surge del mismo funcionamiento de la mente. No hay nada que no surja de ella. Si la gente comprende cómo funciona la mente creando y pintando toda esa clase de mundos, será capaz de percibir a Buda y comprender su verdadera naturaleza."
Avatamsaka Sutra.

CEPILLARSE LOS DIENTES


He aquí un reto para ti. Vas a estar uno o dos minutos lavándote los dientes. ¿Cómo hacer para disfrutar de la verdadera felicidad durante ese breve período de tiempo? No te apresures. No intentes llevar a cabo la acción tan rápido como sea posible y acabarla cuanto antes. Concentra toda tu atención en el cepillado.
Cuentas con tiempo para cepillarte los dientes. Tienes el cepillo, la pasta y los dientes que debes cepillar. Yo tengo ochenta y cuatro años y cada vez que me cepillo soy feliz (ya sabes, a mi edad, tener tantos dientes que cepillar es algo maravilloso!) Así pues, el reto consiste en cepillarse los dientes de modo que disfrutes de la tranquilidad y la felicidad durante el minuto o dos que dura la operación. Si puedes hacerlo, habrás tenido éxito; estás meditando junto en ese instante.

He aquí un poema en el que te puedes recrear mientras te lavas los dientes:


Al lavarme los dientes y enjuagarme la boca,
me comprometo a hablar con pureza y ternura.
Cuando mi boca desprende el aroma de las palabras correctas,
una flor se abre en el jardín de mi corazón.

Estos versos están pensados para ayudarnos a centrar nuestra atención en lo que sucede en el instatne presente. Pero no quedamos atrapados en el recitado de los versos; si la concentración y la plena conciencia están en nosotros, si sabemos cómo sumergirnos con tranquilidad en el instante presente, puede que no tengamos que recurrir a ellos para ser felices.


Extracto del libro de Thich Nhat Hanh:

La paz está en tu interior, Practicas diarias de mindfulness. 
Ediciones Oniro. Biblioteca Thich Nhat Hanh.