"La mente es cómo un artista, capaz de pintar los mundos. Todo lo percibido surge del mismo funcionamiento de la mente. No hay nada que no surja de ella. Si la gente comprende cómo funciona la mente creando y pintando toda esa clase de mundos, será capaz de percibir a Buda y comprender su verdadera naturaleza."
Avatamsaka Sutra.

CÁNTICO DE LA GRAN CAMPANA





Que el sonido de esta campana llegue a las profundidades del Cosmos.
Incluso en los rincones más oscuros, los seres vivos son capaces de escucharlo claramente.

De esta forma todo el sufrimiento en ellos cesa, la comprensión surge en su corazón y trascienden el sendero de la angustia y
la muerte.

La puerta universal del Dharma ya está abierta.
El sonido de la marea montante
se escucha claramente.
El milagro sucede.

Un precioso niño aparece
en el corazón de una flor de loto.
Una sola gota de esta agua compasiva es suficiente para devolver la frescura de la primavera a nuestros ríos y montañas.

Escuchando la campana siento cómo las aflicciones comienzan a disolverse, la mente se calma, el cuerpo se relaja.

Una sonrisa nace en mis labios.
Siguiendo el sonido de la campana,
mi respiración me devuelve a la isla segura de la Plena Consciencia y  las flores de la paz se abren con gran belleza en el jardín de mi corazón.